Para la mayoría de la gente el obtener una sonrisa bella y saludable es la principal razón para realizarse el tratamiento de ortodoncia. Si estás bien consciente de tu problema dental estético y/o funcional el tratamiento de ortodoncia con aparatos fijos (brackets) mejorará significativamente tu aspecto físico, tu sonrisa y tu autoestima.


¿Cómo funciona el tratamiento de ortodoncia?

Los aparatos de ortodoncia (brackets) pueden ser metálicos o cerámicos, son fijos y van pegados directamente a los dientes. Activándolos con fuerzas suaves y constantes  en una dirección controlada los dientes se moverán a una posición adecuada. Los arcos ahora son menos perceptibles y los materiales nuevos están diseñados para mover los dientes más rápido y con menores molestias, siempre y cuando estés en manos de un profesional.